Fecundación in vitro, células madres y donación de ovulos. Lo que enseña la Iglesia