El Papa en el avión de vuelta de Rumanía. Los políticos, la identidad de Europa y Benedicto XVI