Mantenerse en la barca de Pedro cuando arrecia el temporal. Pbro. Raúl Sanchez