Madre Teresa, en el nombre de los pobres